viernes, 22 de febrero de 2013

OLIVO

OLIVO
Es un árbol no muy alto, de gran longevidad, tronco corto, irregular, torcido. Los bordes de las hojas son enteros, el haz es de color verdinegro y el envés blanquecino por estar recubierto por múltiples escamas que
se desprenden al raspar la superficie. Las flores son blancas y muy pequeñas y se presentan en forma de racimo en las axilas de las hojas. El fruto es la aceituna de la que se conocen gran variedad. Florece en primavera como pronto perciben las personas alérgicas, en especial de Andalucía. La aceituna se recoge ya madura entre noviembre y diciembre.
El acebuche es una variedad silvestre y según Font Quer sus hojas son más ricas en principios activos que las de los cultivados. Antiverrucoso ( según un aspecto mágico alpujarreño). Las aceitunas no se pueden tomar directamente por su gran amargor. Es preciso macerarlas en agua con sal, cambiándola todos los días hasta que éste desaparezca. Pero son más dulces y apreciadas si se maceran en una disolución de sosa en agua en proporción de 15 a 20 g de sosa por litro de agua, manteniéndolas en esta disolución un día. Luego han de lavarse cambiando el agua varias veces y se aderezan con hierbas aromáticas, siendo usado el tomillo, ajedrea, orégano, ajo. Otra forma es introducirlas en salmuera durante un tiempo en función de la intensidad de salazón que guste. Las aceitunas son aperitivas.


Acción farmacológica: Hojas: La oleoeuropeína se comporta como antihipertensivo por sus acciones como: vasodilatador periférico, su acción sobre la musculatura lisa, ejerciendo como espasmolítico, coronariodilatador, y antiarrítmico. Antiagregante plaquetario. Diurético, acción reforzada por los flavonoides, triterpenos y sales potásicas. Además tiene una ligera acción hipoglucemiante y , a nivel externo, antiséptica. El aceite además de poseer un elevado valor nutritivo, ejerce una acción colagoga, hipocolesteriole-miante, ligeramente laxante, y emoliente en acción tópica. 
Indicaciones: Se utiliza en hipertensiones moderadas, arterioesclerosis, arritmias cardíacas, como preventivo de anginas de pecho; disquinesias biliares, urolitiasis, aliguria, estreñimiento, hipercolesterolemia, hiperglucemia, hieruricemia. En uso externo: dermatitis, eczemas, psoriasis, quemaduras. Untada la piel con este aceite en la zona donde se ha recibido un golpe no se producen hematomas ni inflamaciones. Típico es el caso de niños pequeños que sufren golpes en la frente y que untada la zona repetidamente acaba como si el percance no hubiera sucedido.

Curiosidades: Atenea, la diosa griega de la sabiduría, enseñó a los hombres a utilizarlo. El aceite se atribuye a Minerva y se utilizaba para encender luces en el templo. Unción con fines religiosos. Símbolo de paz y de riqueza.

Elixir floral. Flor de Bach: Para quien esté agotado, tanto física como mentalmente, tras mucho esfuerzo. Ayuda en las enfermedades de bazo y páncreas, fortaleciendo el sistema endocrino y el nervioso central. Para los enfermos crónicos o para quienes deben cuidarlos. Alinea el etérico y el mental. Vitaliza el primer y tercer chacra.

Alquimia botánica: Sirve para finalizar peleas; para seguridad en los viajes.