domingo, 10 de marzo de 2013

PINO



Nombre científico o latino: Pinus sylvestris L. 
Nombre común o vulgar: Pino silvestre, Pino albar, Pino de Valsaín.
Familia: Pinaceae.
Origen: Asia, norte y centro de Europa, norte de Italia y Macedonia y noroeste de Portugal. Área de distribución muy extensa por Europa y Asia.
El nombre científico de la especie "silvestris" se debe a que es el

único pino que crece de forma natural en Suecia, patria de Linneo.
Árbol monoico y perennifiolio.
Al principio adquiere una forma cónica, pero después ésta se va cambiando con la edad y permite mil fantasías con sus ramas. 
Ramificación verticilada muy regular en la juventud y más desequilibrada con el paso del tiempo.
La corteza se desprende en unas láminas transparentes papiráceas y membranosas.
Descripción de la hoja: (acículas) tuenen una longitud de 3 a 10cn t viven sobre el árbol entre dos y tres años. Tienen un color verde oscuro.
Flores: Especie Monoica.
Masculinas en espigas de unos 3 cm de longitud formadas por flores individuales de 1 cm de largo muy apretadas, de forma ovalada y color amarillento que producen gran cantidad de polen.
Femeninas en conos normalmente en grupos de dos, de menos de 1 cm de largo por 4-5 mm de ancho, erectas sobre un pequeño pedúnculo antes de revolverse en la madurez hasta quedar colgantes.
El polen que producen estas flores lo hacen en cantidades tan enormes que al desprenderse produce lo que denomina la lluvia de azufre.
Las femeninas se agrupan en unas pequeñas piñas solitarias o mas comúnmente en grupos de dos.
Descripción del fruto: Son piñas que necesitan dos años para madurar, teniendo en cuenta una longitud de 4 a 5 cm.
Los piñones son pequeños y tienen un ala bastante destacada.
Especie de crecimiento rápido.
Elevada longevidad (hasta 200 años en la montaña), crecimiento mediano; especie monocíclica (con 1 verticilo floral).
En la Península Ibérica se han descrito cinco variedades.
Su madera es de gran calidad y tiene múltiples aplicaciones. La madera se usa en ebanisteria. Su leña es de las más estimadas como combustible entre las de los pinos, particularmente empleada en chimeneas.
Los pinos dependen del fuego para crecer en áreas, de otra manera, serían ocupados por robles y encinos. Los pinos tienen una corteza que no se quema fácilmente, protegiendo la madera que está debajo, pero les permite liberar semillas de su cono. Las coníferas toleran estas condiciones porque están adaptadas principalmente a la sequedad.
En las tradiciones europeas se dice que el árbol representa mal augurio, pues alberga espíritus demoníacos. 


Propiedades: diuréticas, balsámicas, antisépticas y expectorantes.
De la planta se puede obtener una resina de trementina.
De las hojas se saca "Lana del bosque" que se usa para fabricar almohadillas.
Mediante destilación se puede obtener de la madera un aceite esencial empleado contra la calvicie.


Usos: Como pie aislado en jardines de montaña. Resiste el frío y las heladas primaverales. Las ramas rompen con el peso de la nieve. Pero en suelos básicos o neutros no tolera bien los suelos húmedos y compactos.
En España crece mejor desde los 1.000 a los 2.000 m de altitud con precipitaciones que oscilan entre los 400 y los 800 mm con mínimos de 150 mm estivales según las zonas.


Enfermedades y plagas: Se han dado casos graves de infección por hongos como Armillaria mellea, Cenangium ferruginosum, Fomes annosus, Fomes pini, Lophodermium pinastri, etc. Sus ramas son parasitadas por el muérdago (Viscum laxum). En cuanto a plagas, se han citado casos graves de Lymantria monacha. La procesionaria no parece causar los daños que en otras pináceas. Las estacas de Pinus son difíciles de enraizar.
Las semillas de pino pueden conservarse por mucho tiempo sin que pierdan viabilidad en recipientes sellados y almacenados a temp entre -15ºC y 0ºC. - Si se usan semillas que han sido almacedadas por cualquier lapso, es aconsejable someterlas antes de su siembra a un periodo de estraatificación fría, de 1 a 3 meses a temp de 0 a 4ºC.


Alquimia botánica: De Sri Deva Félix.
Árbol de Saturno, aunque también se le atribuye a Marte, simboliza la piedad y también las revoluciones. Pitis era amante de Pan, pero el viento del norte, Bóreas, celoso de sus amores, la empujó al vacío desde una roca; Pitis se agarró y fue transformada en pino. Desde entonces, Pan se corona con ramas de pino y cada vez que sopla Bóreas, los pinos gimen de miedo. En la mitología, el pino es un símbolo funerario por la perennidad de su follaje y por su relación con la muerte/vida: en la forma de las piñas se pretendía reconocer al miembro viril, quizá por eso el árbol estuvo consagrado a una de las diosas más salvajes y primigenias: la diosa Cibeles, mientras que la piña lo estaba al dios Dionisio-Baco, cuyo báculo –o bastón de mando-estaba coronado por una piña. Así pues, como símbolo de la vida siempre cambiante pero constante, es una alegoría de la fuerza de la Naturaleza, del instinto erótico por vivir para poder resucitar. En Japón el pino simboliza la constancia del hombre que se ha forjado así mismo venciendo las dificultades de la vida, al igual que el pino, gracias a sus fuertes raíces desafía las ventoleras y los temporales.
Las agujas de pino se incluyen en sahumerios, bolsitas y botellas mágicas para atraer la prosperidad material. Las vaporizaciones son protectoras y tienen un importante efecto vigorizante y tónico. Podemos utilizar el aceite de pino para aromatizar la habitación de un enfermo que está recuperándose de alguna operación, también es bueno este aroma para las personas que padecen de los huesos. La decocción de agujas de pino es buena para hacer enjuagues y fortalecer las encías. Si soñamos con un pino, quiere decir que tendremos larga vida, y si tenemos este sueño mientras estamos enfermos, que nos recuperaremos pronto y completamente.