martes, 2 de abril de 2013

NÍSPERO








NÍSPERO 

Mespilus germanica, comúnmente llamado níspero, níspero europeo o nisperero europeo, es un árbol frutal que produce un fruto llamado níspero. A pesar de que su nombre latino hace referencia a Germania, es originario de Asia Menor y el sudeste de Europa, y fue llevado a Alemania por los romanos. Actualmente los cultivos del nisperero japonés han ido sustituyendo a los del europeo, que ya no suele encontrarse en los mercados.
El níspero alcanza los 6 m de altura, aunque en óptimas condiciones de cultivo puede sobrepasar los 8 m. Posee una copa baja y extendida poblada de ramas retorcidas. Requiere climas templados, con cálidos veranos e inviernos suaves. Prefiere exposiciones soleadas, vegetando bien en suelos ácidos y secos. En estas condiciones se comporta como perennifolio, con una expectativa de vida de entre 30 y 50 años.
Las hojas del níspero son oblongas y largas (15 x 5 cm), elípticas y puntiagudas con márgenes dentados o lisos. Suelen ser pubescentes, verde brillante y lustrosas, aunque en climas fríos se tornan amarilllas o doradas en el otoño.
Florece entre mayo y junio, ofreciendo flores solitarias de 5 pétalos, blancas o rosadas. Los frutos, llamados también níspolas, son globulares, van pasando del verde al pardo amarillento al madurar y alcanzan unos 2 o 3 cm. Posee un sabor agridulce y se consume directamente (si no está muy maduro es sumamente indigesto) o en preparados a base de vino o jaleas.


Curiosidades: Últimamente, el llamado "Níspero del Japón", también conocido como "Níspero Japonés" o "Loquat" (Eriobotrya japonica) ha suplantado al verdadero níspero, cultivándose por sus exquisitos frutos. Este árbol del género Eriobotrya, originario de China, no es del mismo género que el níspero europeo.
El introductor de níspero japonés en España fue el callosino Juan Bautista Berenguer y Ronda. Por el mismo motivo, se cultiva la variedad "Nottingham". La variedad "The Royal", árbolillo de mediano tamaño, ofrece muy pronto gran cantidad de frutos de sabor ácido.
En Colombia, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y Venezuela se le llama níspero a un árbol de la familia de las sapotáceas, el Manilkara zapota o chicozapote (como se lo conoce en otros lugares del mundo hispanohablante), y a su fruto.


Historia: El níspero ya se cultivaba hace unos 3.000 años en la región del Mar Caspio. Hacia el año 700 aC llegó a Grecia, extendiéndose a Roma alrededor del año 200 a. C., convirtiéndose en un importante cultivo frutal durante el Imperio romano y la Edad Media. En la actualidad se ha naturalizado en casi toda Europa y, en ocasiones, se le encuentra asilvestrado, en cuyo caso es un pequeño árbol espinoso.


Usos: Además de su carácter como frutal hay que añadir su capacidad ornamental. Su elegante copa abierta y su poblado ramaje de lustrosas y grandes hojas lo convierten en un bello elemento decorativo plantado en solitario sobre el césped. Especialmente indicada para este uso es la variedad "Dutch", de menor rendimiento frutal pero más vigoroso.
Su madera es la base para la fabricación del bastón tradicional vasco llamado makila, con cuya entrega se rinden honores a las personalidades.

Los azúcares fructosa y levulosa suponen el 10´4 % de la parte comestible. Carece prácticamente de grasas y proteínas. Es abundante en vitamina A, y contiene cantidades significativas de hierro, calcio y magnesio, siendo el potasio el más abundante, y abundante agua confiriéndole una importante acción diurética.
Árbol frutal de carne estimada por ser dulce y compacta. Las pepitas del interior del fruto son amargas pero de gran valor como diuréticas. Para prepararlas en uso medicinal hay que pelar las semillas separándolas de su cáscara o capa marrón y machacarlas bien, mezcladas con azúcar. Con agua caliente se prepara con ellas un tipo de horchata. Se toma varias veces al día en los casos de inflamación de las vías urinaria.
Rico en taninos de acción astringente así como en sustancias aromáticas triterpénicas de las que dependen sus propiedades antidiabéticas y su acción antivírica contra los rinovirus causantes del refriado común. Así mismo da buenos resultados la cura de nísperos contra las afecciones hepáticas crónicas: hepatitis, degeneración grasa del hígado y cirrosis. La cura se realiza en primavera tomando como alimento principal 1 a 2 kg diarios de nísperos durante 2 - 3 días, pudiéndose acompañar de pan tostado o galletas. Esta cura puede repetirse cada 2 o 3 semanas.

De Wikipedia