sábado, 5 de octubre de 2013

El agua. Propiedades. Influencia de las emociones en su cristalización según Masaru Emoto.

El agua es el medio en el que se desarrolla la vida basada en el carbono. La configuración de su molécula explica las extrañas y singulares propiedades que la adornan disponiéndola para ser el entorno inmejorable en el que se producirán las delicadas y complejas reacciones propias de los seres vivos. Analizamos su constitución para entender la razón de estas propiedades y apreciar mejor esta maravilla de la Naturaleza.

La figura anterior es la estructura de la molécula del agua: los dos átomos de Hidrógeno se unen al Oxígeno por medio de un enlace de compartición de electrones. Como el Oxígeno atrae los electrones más fuertemente éstos se encuentra más próximos a él produciéndose una polarización: aparece una pequeña carga negativa en el Oxígeno, d-, e igual carga, d+, en el Hidrógeno. El dipolo formado es de trascendental importancia. 
Las moléculas se atraen orientándose de acuerdo con las cargas y acercándose hasta una distancia que es 2/3 de la total O - O. Es un verdadero enlace, llamado enlace de Hidrógeno,  mucho más débil que el covalente de compartición de electrones O - H, pero causante del comportamiento irregular y maravilloso del agua. 
Las moléculas se mueven al azar chocando unas con otras debido al movimiento caótico que poseen en función de su temperatura. Cuanto más elevada es la temperatura la agitación térmica es mayor y los enlaces de hidrógeno se rompen (aunque algunos permanecen incluso en estado de vapor); pero si la temperatura desciende el movimiento caótico disminuye y los enlaces de hidrógeno se hacen más estables formándose agrupaciones irregulares de moléculas como en el gráfico de más arriba: la densidad del líquido aumenta hasta llegar a un punto, 4 ºC, en el que su organización se produce en mayor grado. Enfriando más se llega a un punto en el que las moléculas se orientan formando estructuras que dejan hueco entre ellas por lo que el volumen aumenta y la densidad disminuye. La densidad del agua es máxima a la temperatura de 4 ºC. Siguiendo el enfriamiento las moléculas acaban formando estructuras rígidas organizadas espacialmente (hielo) que al ocupar mayor volumen su densidad es menor. En la imagen se observa la formación de ciclos hexagonales no planos con espacios vacíos en su interior. El hielo flota sobre el agua quedando sobre su superficie aproximadamente la décima parte del total. Esta estructura con simetría hexagonal se proyecta al exterior en la formación de bellos cristales en los copos de nieve.
Estructura cristalina del hielo
Cristales hexagonales de nieve

Por su pequeña masa el agua debería ser una sustancia gaseosa en las condiciones ambientales normales y, sin embargo, es un líquido con elevado punto de fusión, 0 ºC, y ebullición, 100 ºC, debido a la atracción orientada de las moléculas polares.  
El intervalo de temperaturas en las que permanece en estado líquido a la presión atmosférica es grande, 100 ºC. 
El hecho de que el hielo flote es de enorme importancia. En un lago al enfriarse el agua en contacto con la atmósfera aumenta de densidad y se hunde. Cuando la temperatura es de 4 ºC la densidad es máxima y el agua del fondo con esta temperatura no puede ser desalojada. El agua sigue enfriándose de forma que la cantidad de agua con esta temperatura aumenta hasta ser la temperatura global del lago. Si el enfriamiento continúa (por debajo de estos 4 ºC), las moléculas se organizan, el volumen que ocupan aumenta y, en consecuencia, la densidad del líquido disminuye, por lo que este agua más fría y menos densa flota en la superficie. Seguirá enfriándose a la vez que se hace menos densa hasta congelarse y formar una capa que tapa el lago aislándolo del frío exterior. Puede congelarse mayor cantidad de agua formando gruesas capas de hielo superficiales pero el interior será líquido. Extraordinaria característica que permite la vida en el interior de los lagos helados y del fondo de los mares.

Posee un elevado calor específico: para elevar la  temperatura de un gramo de agua un grado centígrado se necesita una caloría.
El mar almacena una enorme cantidad de energía por cada grado que se eleva su temperatura. En el otoño la atmósfera se enfría por debajo de la temperatura del agua del mar que al enfriarse desprende esas cantidades ingentes de energía que posee. Lo hace evaporando agua y gigantescas masas de agua pasan a la atmósfera formando borrascas que pueden descargar en forma torrencial, si las condiciones son las apropiadas, como en el caso de gotas frías tan características del Levante español.

Elevado calor de vaporización: a 20ºC 2.45 · 106 J/kg = 585 cal/g, lo que explica el mecanismo de regulación de la temperatura de los seres vivos a través de la sudoración. La evaporación del sudor necesita una elevada cantidad de energía que extrae del cuerpo disminuyendo así su temperatura. Explica también los climas suaves propios de las zonas próximas a los océanos (clima oceánico). En invierno cuando se enfría la atmósfera por debajo de la temperatura del mar, éste para alcanzar el equilibrio térmico, emite calor haciendo que el rigor del invierno se suavice. Lo contrario sucede en verano.

Posee una elevada permitividad y elevado momento dipolar (que favorece la formación del comentado enlace o puente de hidrógeno): siendo un excelente aislante eléctrico cuando es pura (aunque lo normal es que posea iones en disolución los cuales se mantienen separados al disminuir sus fuerzas de interacción por ese efecto aislante); y excelente disolvente de compuestos polares debido a su polaridad (con cargas eléctricas, iones o sustancias polares). Tan buen disolvente es que si se introduce en estado puro en un frasco de vidrio algo de éste pasará a ser disuelto. En la Naturaleza el agua siempre contiene sustancias disueltas, iones, que la harán conductora de la electricidad.

Tensión superficial del agua a 20ºC:  72.75 · exp(-3) N/m . La tensión superficial es causada por el desequilibrio en las fuerzas de atracción entre las moléculas que se encuentran en la superficie del líquido. Consecuencia de ella es la curvatura de la superficie líquida en las proximidades de la pared de un vaso que tira de ella hacia arriba. Causa la formación de gotas como las que se producen alrededor de núcleos de condensación formando las nubes. Llueve en gotas y no con cortinas de agua (a mantas se diría en plan castizo).

Viscosidad del agua a 20ºC 1.0 g/m·s. Da la medida de su fluidez. El agua es lo suficientemente fluida como para penetrar a través de los poros de la tierra con bastante rapidez y debido a su polaridad adherirse a las partículas de arena, silicatos y carbonatos en general, manteniéndola húmeda y disolviendo sus componentes que serán absorbidos por las plantas en las que ascenderán por sus vasos capilares gracias a la tensión superficial.

Todas estas cualidades hacen del agua un bien preciosísimo que hemos de cuidar pues de ella depende la vida tal como la conocemos. Forma parte de nuestra constitución en un 70 % que varía con la edad y ligeramente con el estado físico.

Su cristalización en formas más o menos simétricas y bellas depende de las condiciones en las que se produzca: reposo; ausencia de vibraciones; variación suave, lenta, progresiva de la temperatura; sustancias disueltas o en suspensión; etc.


Investigaciones de Masaru Emoto:


Hielo de agua natural
pura japonesa

http://es.wikipedia.org/wiki/Masaru_Emoto

De agua destilada sin
aplicar acción alguna

Nace el 22 de Julio de 1943 en Japón. Graduado en relaciones internacionales por la Universidad Municipal de Yokohama (Departamento de Ciencias y Humanidades) y graduado como doctor en medicina alternativa en la universidad abierta internacional de medicina alternativa de India en 1992. Conocido por sus controvertidas afirmaciones de que las palabras, oraciones, 
Después de orar
Agua contaminada
sonidos y pensamientos dirigidos hacia un volumen de agua influyen sobre la forma de los cristales de hielo obtenidos del mismo. Según Emoto, la apariencia estética de los cristales dependería de si las palabras o pensamientos son positivos o negativos.
Música clásica
Heavy metal

La comunidad científica oficial no reconoce sus resultados ya que su método experimental carece de controles necesarios que rechacen resultados producidos por un mal diseño.

El experimento consiste en tomar gotas de agua que han atravesado diversas circunstancias y consecuentemente (se intuye) poseen propiedades diferentes. Así: agua de manantial natural no contaminado, agua de grifo, agua sobre la que se ha orado o dicho (o escrito en la botella que la contiene) palabras que expresan cualidades hermosas o desagradables, o que se ha expuesto a música bella y armónica (clásica) o música estridente e inarmónica (heavy metal); también pegando en la botella imágenes de personas de elevada espiritualidad y humanidad o de baja catadura moral. O proyectando pensamientos de diferente cualidad sobre ella. Estas gotas se introducen en cámaras frigoríficas a baja temperatura (-21 ºC, por ejemplo) durante un tiempo determinado, y de estas gotas congeladas se obtienen microfotografías de diferentes partes a distintos niveles.

El problema es que las muestras no se han elegido de forma aleatoria; las fotos las ha realizado un fotógrafo sin control estadístico adecuado. Se razona que puede haber buscado las partes mejor cristalizadas de las muestras dependiendo de los casos que se consideran. Lo que no es refutado por los autores.

En 2008 Emoto y Radin realizan un experimento bajo condiciones más controladas que en el realizado en 2006, del que extrae sus publicaciones. El resultado es contrario a su tesis. Hay quien interpreta el fracaso como resultado de las interferencias de pensamientos contrarios a las buenas intenciones de Emoto entre los críticos que participaron en la experiencia. ¿Es esto científico?. ¿Cómo aislar las muestras de pensamientos espurios?. Lo cierto es que cuando las muestras fotográficas se realizan de forma automática y aleatoriamente los resultados no avalan las tesis de Emoto.

Nos gustaría que fueran ciertas, que la bondad y la maldad, la belleza y la fealdad, los instintos materiales y la espiritualidad, se vieran proyectadas en la naturaleza en formas reconocibles; que los deseos quedaran impresos en la materia. No es así. Creo en la existencia de personas con cualidades sanadoras. Pero ¿cómo los pensamientos pueden aplicar energía sobre el agua produciendo orden entre los enlaces de Hidrógeno cuya energía es del orden de 20 kJ/mol?. Habría otras explicaciones. No científicas.

Esencialmente hemos de buscar la verdad. No dejarnos llevar por deseos ideales de los que manipuladores de la información obtienen bastardos intereses.

He de decir que soy afecto a estos buenos deseos y que he probado, por ejemplo, el agua expuesta al Sol en la que se ha introducido algún mineral, como la malaquita, o elixires florales, que hago y experimento, pero no bajo control científico.

Me enfermas. Te voy a matar.
Aquí hay un vídeo sobre las teorías de Emoto: