martes, 21 de mayo de 2013

Borraja.

video


El nombre parece ser de origen árabe: abu rash, que significa "padre del sudor", en alusión a la propiedad sudorífica de sus flores.
Se usa el aceite obtenido de las semillas, las flores y ocasionalmente las hojas. Toda la planta contiene abundantes sales minerales, especialmente nitrato potásico, así como cálcicas y silíceas. Sus flores son ricas en silicio. Los mucílagos le confieren propiedades emolientes, con una acción antiinflamatoria y balsámica. Las sales de potasio, junto con los flavonoides, una actividad diurética y sudorífica. Al aceite obtenido de las semillas, por su riqueza en ácido gamma-linoléico, se le atribuyen propiedades hipocoleresterolemiantes, antidismenorréicas y reguladoras del sistema hormonal, y del metabolismo general. 

Flores: Afecciones de las vías respiratorias: resfriados, gripes, bronquitis, faringitis. Estados en los que se requiera un aumento de la diuresis: afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, uretritis, pielonefritis, oliguria, urolitiasis), hiperazotemia, hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos.
En uso externo: heridas, dermatitis, eczemas, forúnculos y abscesos.

- Aceite: Hipercolesterolemias, prevención de la aterosclerosis, síndrome premenstrual, transtornos del climaterio al se regulador hormonal. En uso tópico: dermatitis, ictiosis, psoriasis, sequedad y envejecimiento cutáneo.

En tisanas se usa contra reumatismo y afecciones de las vías respiratorias. Baja la fiebre, calma las irritaciones nerviosas y estimula la producción de leche en la maternidad.

Contraindicaciones: Flores: Hepatopatías, neoplasias, embarazo (por su contenido en alcaloides pirrolizidínicos).

Elixir floral: Aumenta el coraje y la energía para enfrentarse a los problemas. Indicada para los que estén desanimados o tristes, aportando alegría y vitalidad. Actúa sobre las glándulas suprarrenales, el sistema sanguíneo y la tiroides. Abre y fortalece el centro cardíaco y alivia tensiones del cuerpo emocional ayudando a superar el sufrimiento que provocan los conflictos de difícil solución. Para situaciones de angustia afectiva combinada con el elixir de espino albar y dicentra, cuando se ha perdido a un ser querido, o con los elixires de nogal y salvia, en los casos de replanteamientos vitales profundos.

Alquimia botánica: Naturaleza fuego de aire. Actúa favorablemente sobre los cuerpos de naturaleza agua de aire: Júpiter en Acuario, encontrándose en armonía con Sol y Júpiter en Leo. Aceite aromático y volátil. Alegra la mente, da valor.