domingo, 7 de abril de 2013

PITÓSPORO














Pitosporo, Azahar de la China, Azarero, Pitosporo del Japón
Pittosporum tobira






El pitosporo es un arbusto cuya presencia es muy frecuente en los jardines situados en zonas costeras, por la gran resistencia la salitre que ofrece. Se trata de una planta arbustiva y robusta, de hoja perenne. Puede llegar incluso a los 5 metros de altura y su tamaño nunca será inferior a los 2 metros. Su gran porte y la perennidad de sus hojas hacen de él un aliado inseparable para quienes desean dotar de intimidad a su vergel.
Perteneciente al grupo de las Pitosporáceas, esta planta tiene hojas alternas, las cuales en la cara superior muestran un color verde oscuro brillante, mientras que en el reverso el verde es más pálido.
En cuanto a sus pequeñas flores perfumadas, se puede decir que aparecen en inflorescencias y normalmente son de color blanco, pero también se encuentran especies con pétalos amarillos, púrpuras o marrones.
Para cuidar el pitosporo sepa que la tierra requiere una mezcla de turba y arena, complementada con un abono de liberación lenta que vaya aportando al ejemplar los nutrientes que requiere poco a poco. Un riego moderado es suficiente para este arbusto que soportará muy bien el descuido de la falta de agua, pese a que se encuentre situado en una zona donde el sol le alcance de pleno, que es lo que demanda.
En regiones de clima suave deberá plantarse a lo largo del otoño, mientras que en zonas más frías se cultivará en primavera. Según su época de plantación, el pitosporo florecerá a finales de primavera o a principios de verano.