jueves, 4 de abril de 2013

PALMERA



De Wikipedia
Palmera de abanico; Washingtonia filifera.
Nombre científico o latino: Washingtonia filifera
Nombre común o vulgar: Washingtonia, Wachintona, Pritchardia, Palma de California, Palmera californiana de abanico, Wasintonia, Palmera de California, Palmera del desierto, Palmera de abanicos
Familia:
Arecaceae (antes Palmaceae).
Origen:
California, Arizona y Norte de México.
Hábitat:
Zonas áridas del desierto del oeste norteamericano, en cañones y junto a los arroyos que no se secan de California, del oeste de Arizona y noroeste de Méjico, indicando la presencia de agua en el subsuelo.
Etimología: El nombre del género "Washingtonia", está dedicado a uno de los presidentes de EEUU, George Washington.
Es una de las palmeras más adecuadas para zonas litorales y zonas interiores de clima suave.
Es de las especies de palmácea más cultivada en el Mundo.
La especie estilizada es la Washingtonia robusta y la de tronco más grueso es la Washingtonia filifera, lo contrario a lo que su nombre de "robusta" podría indicar. Ver la foto superior en la alineación, donde se ve en el fondo 3 ejemplares de W. robusta y las 3 de primer término que son W. filifera.
Palmera de tronco grueso, unicaule, sin capitel, columnar de hasta 60-80 cm de diámetro y 1m en la base y altura de 8-12 m pudiendo llegar hasta 20 m, fisuras verticales y anillos poco marcados.
Hojas costapalmadas (forma de abanico) divididas hasta casi un tercio (aspecto vertical de la hoja) en segmentos largos, colgantes y con los bordes filamentosos, de hasta 2,5-3 m, limbo de 2 m de diámetro, pecíolo largo, de color verde con espinas recurvadas en forma de anzuelo a lo largo del margen, las hojas marcescentes (una vez secas quedan dobladas y pegadas junto al tronco), segmentos de 5 a 7 cm.
Inflorescencia arqueada, colgante, ramificada, interfoliar y más largas que éstas, con flores hermafroditas, de color crema, olorosas, florece según el lugar a finales de primavera y en verano.
Fruto en drupa, pequeño (6 mm), ovoide, negruzco, con una semilla, caen en invierno.
Diámetro mayor conocido 60-80cm.
Edad media hábitat 180-200 años (máximo 260).
Muy utilizada ampliamente en alineaciones y formando grupos.
En España se utiliza mucho como planta ornamental.
No se adapta del todo bien como planta de interior, salvo con iluminación asegurada.
Viven bien a pleno sol incluso desde joven.
Los ejemplares adultos llegan a resistir temperaturas hasta de -10ºC. A esa temperatura sus hojas se chamuscan, pero la planta se recupera bien.
Los ejemplares jóvenes son más sensibles al frío.
Si se combinan temperaturas altas (calor) y humedad baja (sequedad), se puede producir el llamado "asurado", y con las hojas jóvenes recién abiertas, éstas pueden marchitarse.
Y si se combinan temperatura baja (heladas) asociada a una humedad ambiente alta, también les perjudica, como a las plantas crasas.
Las hojas dañadas protegen a las otras.
Resistente a los suelos pobres.
Es resistente a diferentes tipos de suelos, prefiere tierras fértiles y bien drenadas.
Se adapta bien a las situaciones costeras.
Resiste la salinidad del suelo, pero los aires marinos llegan a quemar sus hojas.
Resistente a la sequía.
No soporta el exceso de humedad, se pudre.
Responde con fuertes crecimientos al riego y al abono.
Tolera muy bien el trasplante, incluso "a raíz desnuda" (sin cepellón de tierra en las raíces).
Enfermedades: Graphiola phoenicius, puntos obscuros en ambas caras de la superficie del limbo de la hoja.
Botryosphaera dothidea, es un patógeno no específico.
Se multiplican con facilidad por semillas, que germinan al mes.
Probablemente no haya ninguna palmera que brote con tanta facilidad y cuyas semillas sean tan baratas.


De Wikipedia

Las arecáceas (nombre científico Arecaceae, sinónimo Palmae), son una familia de plantas monocotiledóneas, la única familia del orden Arecales (sinónimo Principales). Normalmente se las conoce como palmeras o palmas. Esta importante familia es fácil de reconocer. Son plantas leñosas (pero no con crecimiento secundario sino con crecimiento primario del tronco), a pesar de ser monocotiledóneas muchas de ellas son arborescentes, con las grandes hojas en corona al final del tallo, generalmente pinnadas (pinnatisectas) o palmadas (palmatisectas). Sus flores poseen 3 sépalos y 3 pétalos, y se disponen en inflorescencias provistas de una o varias espatas. El fruto es carnoso: una baya o una drupa. Están ampliamente distribuidas en regiones tropicales a templadas, pero principalmente en regiones cálidas.
Entre las palmeras se encuentran muchas especies de importantes usos económicos, como muchas especies de valor ornamental, además de otras como el cocotero, la palmera datilera, el palmito, el ratán, la cera de carnaúba, la rafia, y otras.
En el mundo hay varios jardines botánicos especializados en las palmeras y son a menudo llamados palmetum. La mayor colección en España se encuentra en el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife, y en Hispanoamérica destacan el Parque Nacional El Palmar en Entre Ríos, Argentina, y en menor medida, el Jardín Botánico de Caracas, en Venezuela, y el Jardín Botánico Nacional de La Habana, en Cuba.
Caracteres: Oncosperma filamentosum
Árboles o arbustos con troncos sin ramificar o raramente ramificados, ocasionalmente hierbas largamente rizomatosas, o lianas (Calamus spp.). El sexo de la planta es variable. El crecimiento secundario está ausente. Ápice del tallo con un meristema apical grande, las hojas se desarrollan helicoidalmente. Taninos y polifenoles muchas veces presentes. Pelos variados, y plantas a veces espinosas debido a segmentos de hojas modificados, fibras expuestas, raíces puntiagudas, o crecimientos del pecíolo.4
Las raíces son micorrícicas, sin pelos.
El tallo es usualmente arborescente, consistiendo en un tronco único sin ramificar (ramificado dicotómicamente en Hyphaene) o en un grupo cespitoso de tallos erectos, o en un rizoma erecto ramificado dicotómicamente (Nypa), o en una liana elongada con largos internodos (ratanes).
Hojas típicamente bastante grandes, alternas y espirales (raramente dísticas o trísticas), muchas veces agrupadas en una corona terminal (acrocaulis), pero a veces bien separadas, enteras, envainadoras en la base, con un elongado, erecto pecíolo (a veces referido como un pseudopecíolo) entre la base envainadora y la lámina. En los taxones arborescentes las bases envainadoras de las hojas adyacentes pueden solaparse una a la otra, formando un distintivo capitel en el ápice del tronco. Las hojas pueden ser, si simples, usualmente dividiéndose en forma pinada o palmada a medida que la hoja se expande, y en la madurez pareciendo palmadamente lobadas (con segmentos irradiando de un solo punto), costapalmadamente lobadas (con segmentos más o menos palmados divergiendo de un eje central corto, o "costa"), pinadamente lobadas o compuestas (con un eje central bien desarrollado portando segmentos pinados), o raramente dos veces pinadamente compuestas. A veces bífidas. Con foliolos convertidos en espinas presentes en algunos taxones. Lámina "plicada", y los segmentos o bien induplicados (con forma de V en la sección transversal), o bien reduplicados (con forma de Λ en sección transversal), cada segmento con venas más o menos paralelas a divergentes. El pecíolo, en los taxones con hojas palmadas, con una solapa ("hastula"), entre el pecíolo y la lámina. Con tejidos blandos muchas veces decayendo hasta revelar variados patrones de fibras. Sin estípulas. Hojas típicamente liguladas, con el apéndice, la lígula, en la unión interna entre la lámina y el pecíolo. La venación es pinada -o palmado-paralela.
Ejemplares de Livistona chinensis.
Inflorescencias determinadas o indeterminadas, panículas o espigas de flores solitarias o de unidades cimosas, típicamente axilares o también terminales, con brácteas de persistentes pequeñas a grandes y deciduas. Las inflorescencias emergen de debajo (infrafoliares) o entre (interfoliares) o por encima de (suprafoliares) las hojas. El pedúnculo tiene por debajo un profilo muchas veces grande con 1 a numerosas espatas.
Flores bisexuales o unisexuales (y entonces plantas monoicas a dioicas), radiales, usualmente sésiles, con perianto usualmente diferenciado en cáliz y corola, hipóginas.
Usualmente 3 sépalos, separados a connados, usualmente imbricados.
Usualmente 3 pétalos usualmente, separados a connados, imbricados a valvados.
Estambres 3 o 6 a numerosos, filamentos separados a connados, libres o adnatos a los pétalos. Estaminodios presentes en algunas especies. Anteras longitudinales, raramente poricidas en dehiscencia.
Polen usualmente monosulcado.
Carpelos usualmente 3, pero ocasionalmente tantos como 10, a veces pareciendo que hay uno solo, separados a connados. Ovario súpero, usualmente con placentación axilar, pero placentación variable. Estilos, si presentes, separados o connados, estigmas sésiles o en la punta de los estilos, estigma variado. Óvulos 1 por lóculo, anátropo a ortótropo, bitégmico.
Nectarios en los septos del ovario o sin nectarios.
El fruto es una drupa, usualmente de una sola semilla, muchas veces fibrosa, o raramente una baya. Raramente dehiscente. Algunos con escamas externas (Calamoideae), pelos, aguijones, u otras cosas.
Semillas usualmente 1 por fruto y con endosperma con aceites o carbohidratos (hemicelulosas), a veces ruminado. Almidón ausente.


Alquimia botánica: De Sri Deva Félix. 
Phoenix dactylifera: La palmera es un árbol dedicado al Sol. La palmera datilera –una de las principales fuentes de alimento-en los lugares donde comenzó la historia de la humanidad, fue protagonista primordial en la historia de la civilización, pues es parte y testigo, -junto al olivo-en el lugar donde sucede la transición de las ancestrales culturas de pastores y recolectores, a la de los asentamientos organizados y urbanos. Puede que por ese motivo, Apolo, dios del Sol, de las artes y dela profecía, naciese entre un olivo y una palmera. Aunque mucho antes, el héroe Gilgamesh–protagonista de la más antigua epopeya escrita de la Historia-había plantado en Babilonia una palmera de dátiles como símbolo de justicia.La palma blanca de la Semana Santa española, procede de otra –quizá más antigua-tradición: todo lo blanco está dedicado a una primordial diosa madre ctónica, la dueña de la vida y de la muerte; por eso las palmas blancas son de Proserpina, diosa de la primavera, al tiempo que esposa de Plutón Hades, dios de los muertos: también tiene un significado fúnebre –acompañado de la esperanza de vida eterna-.No es casual que el inmortal Ave Fénix, el que resurge de sus cenizas, esté oculto detrás del nombre científico de la palmera, ya que esta mágica ave construía su nido de canela, nardos y mirra sobre la palmera más alta.
Para desterrar un fantasma pondremos siete hojas de una palmera de dátiles en una vasija con agua de manantial. Durante la noche se lee sobre ella el Salmo n. 29. Al día siguiente se saca al aire libre y se deja la vasija sobre tierra (aunque sea sobre una maceta) doce horas, hasta el anochecer; una se haya vuelto a hacer de noche, se asperja el agua por la casa.Para tener trabajo o que éste vaya mejor, la persona interesada deberá comer un domingo un dátil y repelar muy bien el hueso; una vez bien seco el hueso hay que darle un fuerte golpe de modo que se parta longitudinalmente y entonces se vacía por dentro hasta darle forma de barquita; en el hueco así conseguido hay que poner tierra de la que extraen las hormigas en la entrada de sus hormigueros; a continuación se cierra el hueso del dátil y se ata con hilo blanco de algodón, luego se introduce en una bolsita de tela también de algodón blanco y se lleva encima. Si en un trozo de corteza de palmera de dátiles escribimos la palabra VI (las letras son uve e i, dos letras del nombre de Jehová, en las cuales los cabalistas encuentran muchas virtudes) y lo escondemos a la entrada de la casa, la entrada y la salida del hogar estarán benditas y sus habitantes tendrán éxito en las iniciativas laborales que emprendan. Soñar con una palmera es buen augurio, significa éxito en todo lo que tenemos en marcha y triunfo sobre nuestros competidores.