martes, 2 de abril de 2013

OLIVO






OLIVO

Olea europaea, el olivo o aceituno, es un árbol perennifolio, longevo, que puede alcanzar hasta 15 m de altura, con copa ancha y tronco grueso, retorcido y a menudo muy corto. Corteza finamente fisurada, de color gris o plateado. Hojas opuestas, de 2 a 8 cm de largo, lanceoladas con el ápice ligeramente puntiagudo, enteras, coriáceas, glabras y verde gris oscuras por el haz, más pálidas y densamente escamosas por el envés, más o menos sésiles o con un peciolo muy corto. Flores bisexuales o polígamas, en panículas axilares multifloras, con corola blanca. El fruto, la aceituna, es una drupa suculenta y muy oleosa de 1 a 3,5 cm de largo, ovoide o algo globosa, verde al principio, que precisa de un año para adquirir un color negro-morado en su plena madurez. Periodo de floración comprendido entre mayo y julio, su periodo de fructificación comprendido entre septiembre y diciembre. De este fruto se obtiene un aceite muy apreciado en gastronomía, véase aceite de oliva.

El acebuche (Olea europaea var. sylvestris) es un olivo silvestre que se diferencia en que tiene un porte arbustivo, hojas de forma oval, es de menor tamaño y da un fruto bastante más pequeño. Aparece en forma silvestre acompañando a las encinas, quejigos y alcornoques, o en los matorrales que resultan de su degradación, junto al lentisco, mirto, palmito y espino negro. Vive en todo tipo de suelos y aguanta muy bien el calor, pero es sensible al frío, especialmente a las heladas. Como las variedades de olivo son interfértiles con el acebuche, la resistencia a diversos estrés como la sequía, la salinidad y el fuego, es probablemente la aportación de las poblaciones de acebuche a las de olivo. El acebuche es una especie de creciente interés en repoblaciones forestales, tanto por su rusticidad, como su mejor crecimiento frente a otras especies con las que comparte condiciones de establecimiento, aunque sus semillas presentan dificultad para germinar, lo que complica su cultivo en vivero.


Simbolismo: El olivo es el símbolo ordinario de la paz. Estaba consagrado a Minerva, por cuya razón se la ve en muchos monumentos con un ramo de olivo en la mano de donde se le dio el nombre de Pacífera. El olivo, considerado como símbolo de la paz, lo era también de la victoria y de la castidad. Los nuevos esposos llevaban en Roma guirnaldas o coronas de olivo y coronaban igualmente con él los muertos que conducían a la pira. Era asimismo el atributo de los guerreros triunfadores y el premio de los vencedores en los juegos olímpicos. Un olivo herido por el rayo era un presagio cierto según la opinión de los augures del rompimiento de la paz.
Virgilio, para dar a conocer que el reinado de Numa, segundo rey de Roma, fue pacífico, lo representa con un ramo de olivo en la mano. Este mismo en las medallas de los emperadores indica la paz dada o conservada a sus Estados. El ramo de olivo que se da en España y se ve en muchas de sus medallas y otros monumentos indica que esta región producía y era abundante en aceite. Se ve representada la paz sobre algunas piedras sepulcrales de los primeros cristianos con una paloma que tiene en el pico un ramo de olivo aludiendo a la que soltó Noé desde el arca y volvió con el ramo de olivo anunciándole la desaparición de las aguas.
El olivo silvestre estaba particularmente consagrado a Apolo. Solía plantase delante de los templos y en sus ramas se colgaban las ofrendas y las armas antiguas. La maza de Hércules era de esta madera y de la misma se hacían los cetros de los reyes.
En el pabellón de la ONU, la corona de ramas de olivo en todo el mundo simboliza la paz universal. 

Morfología y fisiología del olivo: Olivo,con su fruto aún verde,en Jaén,España.
El olivo es una especie típicamente mediterránea adaptada al clima de la zona. Es una especie presente en los paisajes de la Península Ibérica como un elemento más de los ecosistemas mediterráneos y de la cultura. Aunque es una especie rústica presenta también una serie de requisitos que limitan su área de distribución preferentemente a zonas de clima mediterráneo.
Es sensible a las heladas, si bien puede soportar temperaturas hasta -10 °C, aunque la resistencia al frío es una característica varietal. Las altas temperaturas son perjudiciales, sobre todo, durante el periodo de floración. Aunque se encuentran olivos en muy variadas zonas, parece desarrollarse mejor en áreas con una pluviometría comprendida entre los 600-800 mm/año.


Variedades para la producción de aceituna de mesa.
Manzanillo: El fruto es esencialmente utilizado para aceituna de mesa. Procede de Dos Hermanas (Sevilla) y se cultiva fundamente en esta localidad y en otras localidades de la Campiña Sevillana, como Arahal y Paradas.
Gordal: También es una de las aceitunas típicas de mesa. Procede y se cultiva en Sevilla, siendo la localidad de Arahal una de las principales productoras.
Morona o Dulzal: Similar a la gordal, procedente de la localidad de Morón de la Frontera.
Budiega o Morcaleña: Variedad para extraer aceite que a veces también se utiliza como aceituna de mesa. Se cultiva en la zona de la Campiña (Arahal y Paradas).
Cornezuelo: Muy apreciada en zonas del sur de España. Hueso muy puntiagudo. Se aliña de forma tradicional con agua, sal, tomillo, ajo, cáscara de naranja. Se podría decir que es la reina de las aceitunas de mesa por sus propiedades naturales y su peculiar forma de aliño, ya que conserva toda la tradición de antaño.

http://es.wikipedia.org/wiki/Olivo

El acebuche es una variedad silvestre y según Font Quer sus hojas son más ricas en principios activos que las de los cultivados. Antiverrucoso ( según un aspecto mágico alpujarreño). Las aceitunas no se pueden tomar directamente por su gran amargor. Es preciso macerarlas en agua, cambiándola todos los días hasta que éste desaparezca. Pero son más dulces y apreciadas si se maceran en una disolución de sosa en agua en proporción de 15 a 20 g de sosa por litro de agua. Luego han de lavarse cambiando el agua varias veces y se aderezan con hierbas aromáticas, siendo usado el tomillo, ajedrea, orégano, ajo. Otra forma es introducirlas en salmuera durante un tiempo en función de la intensidad de salazón que guste. Las aceitunas son aperitivas.


Acción farmacológica

Hojas: La oleoeuropeína se comporta como antihipertensivo por sus acciones como: vasodilatador periférico, su acción sobre la musculatura lisa, ejerciendo como espasmolítico, coronariodilatador, y antiarrítmico. Antiagregante plaquetario. Diurético, acción reforzada por los flavonoides, triterpenos y sales potásicas. Además tiene una ligera acción hipoglucemiante y, a nivel externo, antiséptica. El aceite además de poseer un elevado valor nutritivo, ejerce una acción colagoga, hipocolesteriolemiante, ligeramente laxante, y emoliente en acción tópica. 

Indicaciones: Se utiliza en hipertensiones moderadas, arterioesclerosis, arritmias cardíacas, como preventivo de anginas de pecho; disquinesias biliares, urolitiasis, aliguria, estreñimiento, hipercolesterolemia, hiperglucemia, hieruricemia. En uso externo: dermatitis, eczemas, psoriasis, quemaduras. Untada la piel con este aceite en la zona donde se ha recibido un golpe no se producen hematomas ni inflamaciones. Típico es el caso de niños pequeños que sufren golpes en la frente y que untada la zona repetidamente acaba como si el percance no hubiera sucedido.

Curiosidades: Atenea, la diosa griega de la sabiduría, enseñó a los hombres a utilizarlo. El aceite se atribuye a Minerva y se utilizaba para encender luces en el templo. Unción con fines religiosos. Símbolo de paz y de riqueza.

Elixir floral. Flor de Bach: Para quien esté agotado, tanto física como mentalmente, tras mucho esfuerzo. Ayuda en las enfermedades de bazo y páncreas, fortaleciendo el sistema endocrino y el nervioso central. Para los enfermos crónicos o para quienes deben cuidarlos. Alinea el etérico y el mental. Vitaliza el primer y tercer chacra.

Alquimia botánica: Sirve para finalizar peleas; para seguridad en los viajes.