domingo, 7 de abril de 2013

MADRESELVA



MADRESELVA

- Nombre científico o latino: Lonicera caprifolium
- Nombre común o vulgar: Madreselva.
- Familia: Caprifoliaceae (Caprifoliáceas).
- Origen: Europa meridional.
- Arbusto de ramas sarmentosas, 3-6 m de altura.
- Hojas ovales obtusas, glaucas por debajo, sésiles y brillantes; las superiores son bastante características, puesto que aparecen soldadas entre ellas.
- Crece rápidamente y con una floración muy intensa.
- Flores rojas con lóbulos terminales amarillos, que exhalan un perfume delicado, más intenso de noche.
- Usos: buena trepadora para cubrir pérgolas, muros, verjas, troncos de árbol. Evitar las macetas por su vigorosa raíz.
- Luz: posiciones semisombrías o umbrías.
- Temperaturas: resiste las heladas.
- Suelos compuestos por turba y tierra de brezo con algo de perlita o arena de río alcanzan su desarrollo más espectacular.
- Suelo bien drenado.
- Riego regular un par de veces a la semana o más, durante el período estival.
- La planta debe colocarse cerca de superficies por las que pueda trepar.
- Poda: a principios de invierno es aconsejable llevar a cabo una ligera poda de las puntas de todas las madreselvas, al objeto de que en primavera su desarrollo sea más vigoroso.
- Plagas: hay que vigilar, especialmente, los ataques de pulgones y de ciertas orugas que suelen invadir la planta en verano.
- Multiplicación: esquejes en verano, siembra en primavera y acodo en primavera. Para este acodo bastará enterrar en el suelo una rama que cuelgue; al cabo de unos 15-20 días habrá enraizado, se corta y se planta en el lugar elegido

Elixir floral: Es elixir de Bach, y según él este es el remedio para la nostalgia; para los que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor. Para aquellos que tienen miedo a vivir el presenta y se resisten al desenvolvimiento natural de los acontecimientos. Alinea los cuerpos mental y etérico y favorece la apertura del tercer y cuarto chacra. estimula el sistema endocrino y favorece la absorción de nutrientes. Se ha mostrado útil asociado a cualquier tratamiento de dolencia crónica. Es para aquellos que, en realidad, no han vivido ni gozado nunca del presente, porque su presente siempre fue el pasado.
Elixir floral Sirio: felicidad del hoy.
Da la fortaleza necesaria para soportar con lucidez la realidad que nos toca vivir y comenzar a modificarla desde lo profundo de nosotros mismos. Para los nostálgicos, para los que huyen de la realidad del momento porque no la soportan. Mueve la energía hacia el presente y nos lleva hacia un estado de conciencia de "no huida". Para problemas de venas varicosas, es decir, activa la circulación sanguínea. Activador de los procesos metabólicos. Desintoxicante cuando hay problemas epidérmicos o de alergias hepáticas: tres gotas de elixir madre en un poco de agua, en ayunas.