martes, 26 de marzo de 2013

LIMONERO




LIMONERO
http://www.consumer.es/
2002/04/04/40671.php
De origen asiático, el limonero es un frutal perenne de la familia de las rutáceas. Sus grandes y ovaladas hojas de color verde brillante son, al igual que sus flores, muy aromáticas, con una característica espina en la base. Hay muchas variedades de limonero y sus distintas especies se diferencian por la forma y color desus frutos, los limones, y por la forma, acidez y periodos de maduración de los mismos. Este frutal prefiere un suelo bien drenado, fértil y rico en humus, en una zona orientada al sol y protegida del viento.
Características: El limonero es un frutal perenne de porte mediano del género citrus, perteneciente a la familia de las rutáceas, que puede llegar a vivir 70 años. De origen asiático, en la actualidad crece en zonas de clima templado y se cultiva en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, sobre todo en Italia, España, Portugal y Estados Unidos.
Crece en zonas de clima templado y se cultiva en las regiones tropicales y subtropicales. De tronco leñoso, amarillento y muy ramificado, sus grandes y ovaladas hojas de color verde brillante son muy aromáticas y con una característica espina en la base. También desprenden un gran aroma sus flores, el azahar. Su fruto, el limón, es de color amarillo o verde y tiene una gruesa corteza que oculta una capa blanca esponjosa e insípida, debajo de la cual se encuentra la pulpa. Los limones brotan en las ramas de un año y en las que tienen yema terminal. En cuanto a la recogida, se debe realizar de forma escalonada, cuando estén maduros, algo que ocurre durante casi todo el año.
Hay muchas variedades de limonero. Sus distintas especies se diferencian por la forma y color de sus frutos, los limones, y por la forma, acidez y periodos de maduración de los mismos.
Cuidados básicos: Los limoneros precisan de un suelo bien drenado, fértil y rico en humus, que debe estar orientado al sol y protegido del viento, ya que para un óptimo crecimiento precisa de un clima templado, donde no hay cabida para el frío y la humedad, y mucho menos, para las heladas.
Deben regarse de forma abundante, sobre todo cuando los frutos comienzan a salir y en época de floración. Esta última es refloreciente, ya que el limonero florece dos veces: entre marzo y julio, y entre agosto y septiembre.
En cuanto al abono, debe ser rico en macronutrientes como el nitrógeno, el potasio o el fósforo, y en micronutrientes como el yodo, el hierro y la vitamina A. Se debe aplicar en primavera y en verano y, para hacerlo, hay que tener en cuenta la altura del árbol y la producción de limones, ya que a mayor producción y tamaño mayor, deberá ser el aporte de nutrientes.
La poda ha de ser anual, en periodo de inactividad vegetativa. Durante la misma se eliminarán las ramas muertas, otras más débiles y los chupones (ramas que crecen de forma vertical y que no dan fruta), de modo que el resto del árbol tenga más fuerza. Respecto a su multiplicación, esta se realiza por injerto.
Árboles perennifolios, espinosos. Hojas ovales con peciolo no alado. Flores blancas. Frutos en hesperidio, amarillos en la madurez, y de forma ovoide, con un mamelón en el extremo.
ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN DEL LIMÓN:
Nativo de Asia tropical. Se cultiva en zonas con clima mediterráneo (California, Región Mediterránea).

Poema: El Limonero 
de Antonio Machado


El limonero lánguido suspende
una pálida rama polvorienta
sobre el encanto de la fuente limpia,
y allá en el fondo
sueñan los frutos de oro…
Es una tarde clara, casi de primavera,
tibia tarde de marzo,
que el hálito de abril cercano lleva;
y estoy solo, en el patio silencioso,
buscando una ilusión cándida y vieja:
alguna sombra sobre el blanco muro,
algún recuerdo, en el pretil de piedra
de la fuente dormido, o, en el aire,
algún vagar de túnica ligera.
En el ambiente de la tarde flota
ese aroma de ausencia
que dice al alma luminosa: nunca,
y al corazón: espera.
Ese aroma que evoca los fantasmas
de las fragancias vírgenes y muertas.
Sí, te recuerdo, tarde alegre y clara,
casi de primavera,
tarde sin flores, cuando me traías
el buen perfume de la hierbabuena
y de la buena albahaca
que tenía mi madre en sus macetas.
Que tú me viste hundir mis manos puras
en el agua serena,
para alcanzar los frutos encantados
que hoy en el fondo de la fuente sueñan…
Sí, te conozco, tarde alegre y clara,
casi de primavera.

Se utiliza el fruto.
Principios activos: Del pericarpio: esencia de composición compleja (limoneno, pineno, citral, citronelal, terpinol, canfeno, felandreno. Cumarinas: limetina, bergamotina. Flavonoides: citrina, diosmina). De la pulpa: azúcares, ácidos cítrico, ascórbico, málico. Flavonoides.
Acción farmacológica: La esencia es antiséptica, carminativa, diurética, actividad reforzada por la presencia de flavonoides (citroflavonoides) que además ejercen una acción vitamínica P: venotónica, vasoprotectora, controlando la permeabilidad capilar y aumentando su resistencia. La pectina posee un efecto hemostático y protector de la mucosa gastrointestinal. Se le considera antianémico, antipirético, antirreumático, remineralizante, antiesclerótica. En uso externo es antiséptica, cicatrizante, hidratante, y demulcente.
Indicaciones: Tradicionalmente el limón ha sido muy utilizado a nivel popular: varices, hemorroides, fragilidad capilar, arteriopatías, retinopatía diabética, reumatismo, gota, enfermedades febriles, gripe, astenia, inapetencia, digestiones lentas, meteorismo, hiperacidez gástrica, disquinesia hepatobiliar, vómitos, diarrea, obesidad, edemas, litiasis renal y biliar, hipertensión, prevención del escorbuto, oxiuriasis. En uso externo: aftas, estomatitis, anginas, blefaritis, conjuntivitis, otitis, vaginitis, heridas, piel seca. Se puede hacer la infusión con la corteza de 3 limones por litro de agua. Se realiza la infusión durante 15 minutos y se toman 3 tazas al día, antes de las comidas. El zumo es muy utilizado en medios naturistas en forma de curas discontinuas. Ha de evitarse comer limones al natural, pues con su acidez ataca al esmalte de los dientes con consecuencias muy desagradables.
Contraindicaciones: El aceite esencial, aplicado tópicamente, es incompatible con la exposición solar y las radiaciones ultravioleta, (fototóxico).

Elixir floral: facilita la claridad de pensamiento. Afecta sobre todo al hemisferio cerebral izquierdo, ayudando en los procesos de pensamiento lineal y lógico. Libera el estrés a nivel físico y psíquico. Limpia la linfa. refuerza el esmalte dental, regenera el cabello y cura a nivel energético las cicatrices. ayuda en la absorción de vitaminas.

Alquimia Botánica: de Sri Deva Fenix.
Árbol de la Luna, simboliza el entusiasmo. En la mitología se atribuye a Hesperis y Atlas la progenitura de tres hijas que ostentan el patronazgo de los Citrus(los cítricos): Arethusa, el limonero; Aeglen, el cidro, y Hespertusa, el naranjo. El limonero sería, pues, uno de los tres árboles que se disputan ser el verdadero “árbol de las manzanas de oro” del jardín de las Hespérides. En la tradición sueca, se dice que un limonero en las cercanías de la hacienda, guarda la propiedad, pero que sus dueños, que ya se benefician de sus frutos y su protección, no deben arrancarle ni una hoja, en señal de respeto y agradecimiento. Se añade su corteza rayada en amuletos o botellas mágicas para recuperar la salud. Un té frío de limón es muy bueno para rociar la casa, ya que sus habitantes están más distendidos y tienden a tratarse mejor, sin discusiones. En la noche de san Juan hay que frotar un limón con las cenizas de las hogueras y llevarlo a casa. Cuando el limón se seque por completo, se tira hacia atrás por encima del hombro izquierdo y así desaparecen las envidias todo el año. Soñar con limones nos previene de la posibilidad de tener alguna sorpresa desagradable.