jueves, 21 de marzo de 2013

CATALPA



 

CATALPA

Catalpa (conocida popularmente por ese mismo nombre o por "catawba"), es un género de árboles caducos de la familia de las bignoniáceas, nativo de regiones templadas de Norteamérica, las Indias Occidentales, y el Asia oriental.
Las catalpas crecen de 10 a 25 m de altura, y se las reconoce por sus muy grandes hojas acorazonadas trilobuladas, con flores blancas o amarillas en amplias panículas, y en otoño por sus frutos de 20 a 50 cm de longitud que recuerda a una legumbre, conteniendo numerosas y pequeñas achatadas semillas, cada semilla con dos alas delgadas que ayudan a su dispersión eólica. Debido a sus hojas, se la confunde con el tung.
Es muy apta para sombra densa, las catalpas son un popular hábitat para numerosos pájaros, con buena protección contra lluvia y viento.
El nombre deriva de los Catawba (tribu) americanos nativos de EE.UU. que nombraban catawba a estos árboles (el uso de Catalpa es un error de transcripción del botánico Scopoli, que hizo la primera descripción formal del género). El árbol es el alimento vegetal para el gusano Catalpa Sphinx.
La catalpa más vieja que se conoce está en el parque del Capitolio del Estado de Michigan y se plantó en 1873.
- Se usa aislado, para arbolar paseos, para la alineación en calles estrechas. Produce buena sombra en verano.
- La variedad Catalpa bignonioides 'Nana' a veces se injerta de yema en la parte alta de tallos de Catalpa speciosa para dar un efecto de árbol sombrilla. Se fuerza un brote fuerte de un patrón de plántula obtenido de semilla de un año de edad, el cual luego se injerta de yema en el otoño a una altura de unos 1.8 m.
- Algunas variedades son: Catalpa bignonoides 'Aurea', Catalpa bignonoides 'Bungei', Catalpa bignonoides 'Purpureus', etc.
- Gusta del sol para una buena floración.
- Resiste heladas fuertes, resistencia media a la caliza y el escaso subsuelo.
En cualquier suelo permeable, no es apropiado para suelos densos, ni para emplazamientos demasiado abiertos.
Requiere agua en verano.
Tolera bien el frío invernal.
Poda: Las podas mal realizadas tienen como consecuencia árboles con ramas muy alargadas, hojas muy grandes y nula o escasa floración. La poda no es necesaria. Hay que tener en cuenta que las inflorescencias nacen en disposición terminal, por lo que la poda fuerte elimina toda posibilidad de floración y el interés del árbol, que son precisamente sus flores.
Se le debe dar una poda de formación.
Atacado por pulgones, los cuales se tratan con productos sistémicos. Cochinillas blancas (Pseudoccocus). Tratar contra la cochinilla.
Hongos de la madera y Caries del tronco. Hongos del género Polyporus. La infección suele producirse por heridas de poda. También le ataca el hongo Oidio, el cual se caracteriza por un polvillo blanco.
Multiplicación: En primavera sembrar las semillas bajo cristal. Los frutos se recogen cuando tienen color marrón, y las semillas, que se desprenden con facilidad, pueden ser almacenadas 1-2 años en buenas condiciones.
Se almacenan en seco durante el invierno a temperatura ambiente y se plantan a fines de la primavera. La germinación es alta, sin requerir tratamiento previo.
Las especies de Catalpa también pueden propagarse en el verano por medio de estaquillas semileñosas enraizadas bajo plástico.
http://fichas.infojardin.com/arboles/catalpa-bignonioides-catalpa-americana.htm



Propiedades medicinales:
(Catalpa bignonioides Walt).
Proviene de la zona de Florida. 

Se utilizan la corteza y los frutos. Contienen catalpina, acido p-oxibenzoico y protocaquético. 
Las raices son venenosas. Se utiliza en decocción y en extracto acuoso como febrífuga, sedante (es ligeramente narcótica), asmática. Se ha usado como sucedáneo de la quinina en las fiebres de los pantanos, y como colirio. Apreciada en tracoma y conjuntivitis en forma de agua destilada de los frutos, conjuntamente con la eufrasia y la ruda.
Los habitantes oriundos de Florida utilizaban las semillas en alguna afección cardíaca. La corteza se considera antihelmíntica (para expulsar los gusanos intestinales).