domingo, 10 de febrero de 2013

Castaño Dulce



CASTAÑO DULCE 
(Castanea sativa - Miller)


Hojas y corteza. 

Principios activos: Hojas: abundantes taninos gálicos y elágicos (9%); flavonoides derivados del quercetol y del kenferol; triterpenos: ácido ursólico. Hamamelilosa, resina, pectina, vitamina C (0,2%); fitosteroles.


Corteza: taninos (4-12%), pectina. Fósforo, magnesio, hierro.

 

Acción farmacológica: Las hojas se usan como expectorante, antitusígeno, astringente, antidiarréico, antipirético y antirreumático. La corteza es astrigente.

Indicaciones: Estomatitis, faringitis, bronquitis, tos irritativa, diarreas. La corteza, el leño y en menor proporción sus hojas son astringentes y se utilizan para combatir las diarreas, y en gargarismos y enjuagues contra las inflamaciones de la garganta y para afianzar las piezas dentarias. Al mismo fin, se recomiendan asimismo los gatillos de flores masculinas y la corteza de las castañas. 


Contraindicaciones: Los taninos pueden producir molestias digestivas, especialmente en pacientes con dispepsias hipersecretoras. Para paliar este posible efecto secundario, se recomienda administrar las tisanas postpran-dialmente asociadas a drogas con mucílagos, como el malvavisco.


Curiosidades: El nombre latino, Castanea, deriva del griego kastanon: castaño, y éste a su vez de Kastana, ciudad del Ponto donde se cultivó desde tiempos remotos. Las castañas son muy nutritivas, pues en fresco contienen hasta un 40 % de hidratos de carbono (almidón), 25 % de grasas, y algunas proteínas. Se toman asadas con la precacución de realizarlas un corte previo para que no exploten. Peladas y secas se denominan pilongas, que en otros tiempos se comían por cuaresma guisadas con anís, miel y aceite. Son algo indigestas. Por sus taninos fue usado para curtir pieles, para detener flujos y contra la diarrea; contra la inflamación de garganta y para fijar los dientes, en forma de gargarismos. Las cubas de vino hechas con madera de castaño son apreciados por algunos como los mejores. Su madera es poco apropiada para quemar.

Elixir floral: Estamos ante una de las esencias de Bach con más utilidades en situaciones límite. Según el doctor Bach "es la esencia a utilizar cuando llega la negra noche del alma". Es el remedio para los que han perdido la fe de una manera profunda y para aquellos a los que ya sólo les queda la autodestrucción. Por tanto, es un elixir fundamental para utilizar en situaciones extremas de drogadicción, enfermedades terminales, depresión profunda. Es interesante considerar su utilización ante la llegada inminente de la muerte, puesto que sitúa a la persona de forma serena frente a este singular y único acontecimiento, ya que los elixires al tener una acción vibratoria, traspasan los umbrales de lo que podríamos llamar "más acá" y siguen vibrando en otras dimensiones. Abre y comunica todos los chacras y alinea los cuerpos emocional, mental, astral y causal .